iStock-867768274-1200x800

7 consejos para reducir el consumo de combustible

Actualmente, el consumo de combustible suele ser un factor decisivo al adquirir un auto. Todos buscamos la forma de ahorrar combustible, y por ende, dinero. Para lograrlo se recomiendan 7 acciones que te pueden ayudar a reducir hasta un 50% el consumo, de manera segura y eficiente.

1. Uso del Aire Acondicionado

Apagar el aire acondicionado es quizá una de las medidas más difundidas para reducir el consumo de combustible, ya que el ahorro en el consumopodría llegar a 12%.

Sin embargo, lo anterior no siempre se cumple: si restringes el uso de aire acondicionado y te mantienes a una velocidad constante pero moderada, podría ser verdad y harías rendir tu gasolina; pero si tu velocidad es alta (como en la carretera), la resistencia de las ventanas abiertas haría que sea necesaria más aceleración para alcanzar dicha velocidad, por consiguiente, no ahorrarás tanto combustible.

2. Planifica tu Viaje

Para ahorrar combustible, conoce todos los detalles de tu recorrido: ¿paradas, embotellamientos? La principal utilidad es que te permitirá evaluar la ruta y horario más fácil, rápido y seguro. ¿A qué se debe esto? Se calcula que por cada 10 minutos por hora extra de embotellamiento se suma hasta un 14% en el consumo de gasolina, por lo tanto, un traslado diario a la oficina podría significar altos consumos a la semana. ¿Cuánto más será en un trayecto de ruta promedio?

3. Presión de los Neumáticos

Infla las llantas a la presión indicada por el fabricante y ten en cuenta las condiciones del clima. Esto es un consejo recurrente para cuidar tu seguridad, pero recuerda que una baja presión en los neumáticos puede reducir su rendimiento hasta en un 4%.

4. Peso del vehículo

Un vehículo pesado puede llegar a consumir hasta 6% más combustible, y aun cuando es un incremento relativamente aceptable, sumado al resto de factores enumerados y acumulando este consumo por semana e incluso por mes, la diferencia podría llegar a ser muy significativa.

5. Arranque Ahorrador

En autos estándar, intenta arrancar sin pisar el acelerador y usa la primera velocidad (la más potente de todas) sólo para el inicio de la marcha. Cambia a segunda enseguida de pasar los 5 metros iniciales (algunos vehículos indican con una señal en el tablero cuando es tiempo de hacer un cambio de velocidad). Entre más baja sea la velocidad, más alta será la potencia necesaria y, por lo tanto, los requerimientos de combustible. Manejar a partir de la segunda velocidad, evitando las aceleraciones bruscas, te puede ahorrar hasta 11% del consumo de combustible.

6. Velocidad Uniforme

Mantenerte a una velocidad aceptable y constante hará que el requerimiento de combustible se reduzca considerablemente. Piensa que el consumo es directamente proporcional a la forma en que pisas el acelerador. Visto desde esta óptica, te conviene conservar la velocidad que has ganado gradualmente y no acelerar a fondo. Una tecnología útil en este caso es el Sistema de Crucero Adaptativo, que además incrementa la seguridad y reduce los embotellamientos.

7. Apaga el motor

Si estás en un embotellamiento y te detienes antes de un semáforo en rojo, es mejor apagar el motor (para arrancarlo con suavidad como en el punto 5), pues incluso el consumo más bajo de combustible en un motor normal llega a ser de 0.10 L de gasolina.

¿Qué te parecieron estos consejos? Es cuestión de empezar a ponerlos en práctica para comenzar a ahorrar combustible gradualmente. ¿Se te ocurre algún otro consejo? Dejalo en los comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?